imagen porcentaje

Matricúlate con los mejores descuentos

Programas Exclusivos UAH

imagen porcentaje

Matricúlate con los mejores descuentos

Verizon compra Yahoo: justo final

verizon-compra-yahoo

Yahoo fue una compañía clave en la joven historia de los servicios web, pero las malas decisiones y la soberbia la condenaron. En un movimiento desesperado, es adquirida por 4.800 millones de dólares por Verizon.

Yahoo, 20 años de malas decisiones y cambios de rumbo desde 1994

Muchos comenzamos en Internet con un e-mail de Yahoo en los 90, o tuvimos una página alojada en GeoCities con sus molestos banners y popups publicitarios a cambio de un hosting gratuito. Yahoo era, junto a Altavista (otro gigante tecnológico que no supo adaptarse y que desapareció casi de un día para otro), el motor de búsqueda favorito de millones de internautas. Servicios web que estaban aglutinados en un portal web vertical con noticias, horóscopo, el tiempo, etc. De todo.

Los que ya tenemos una edad (en mi caso, de la generación de principios de los 80), recordamos esos primeros compases de Internet con nostalgia y una sonrisa. Eran los tiempos de los “veloces” módems de 56K con su característico y molesto sonido (o más bien, ruido) de arranque (hasta que, casualmente, descubrías cómo desactivarlo en las preferencias), los primeros años de las “tarifas planas” de Internet (a finales de los 90) y a pocos años de nacer Google, una compañía que revolucionaría los servicios online. La primera gran oportunidad perdida y considero uno de los mayores errores estratégicos y de falta de visión de la historia de Internet.

El primer gran error: rechazar la tecnología de Google

Un error por el que los dirigentes de Yahoo aún deben de estar llevándose las manos a la cabeza. Poco antes de fundar Google en 1998, dos estudiantes de la Universidad de StanfordSergey Brin y Larry Page, ofrecieron a Yahoo su nuevo concepto de buscador. Más liviano, más rápido, más relevante, sin publicidad gráfica. Una tecnología que se complementaria a la perfección con los primeros pasos de AdWords, su propia plataforma de publicidad online con un concepto similar: minimalista, no intrusivo y con publicidad contextual, cuya visibilidad estaría delimitada por las propias búsquedas del usuario. Una jugada maestra tan revolucionaria, que ni el mayor gigante de Internet de la época supo ver, ni comprender. La consecuencia de esta historia ya la conocemos: Sergey Brin y Larry Page, lejos de rendirse, buscaron la financiación necesaria para sacar adelante su proyecto y convertirse, en unos pocos años, en el nuevo gigante indiscutible de Internet. Con una clara diferencia en comparación con Yahoo: su capacidad de innovación permanente y la búsqueda de nuevos mercados.

La decadencia de Yahoo es y será estudiada como un claro ejemplo del grave error que supone la falta de innovación en un entorno empresarial tan cambiante como el de la tecnología. Hoy eres el referente y mañana te adelantan por la derecha casi sin darte cuenta y sin capacidad de reacción. Algo que empresas como Microsoft han tardado también en comprender, pero que en los últimos años, y en especial tras el nombramiento de Satya Nadella como CEO, han comenzado a solucionar.

El segundo gran error: no saber ni quién ni qué eres

De 1994 a 2001, aproximadamente, Yahoo fue el Rey de Internet. En esos años rechazaron a Sergey Brin y Larry Page (en una operación de compra estimada en 1.000 millones de dólares). Una mala decisión que desencadenó en el nacimiento de Google. La primera (gran) piedra en la tumba de Yahoo. La segunda (gran) piedra en su tumba fue no comprar Facebook cuando tuvieron la oportunidad (curiosamente, también por la cantidad de 1.000 millones de dólares). Una primera década del siglo 21 en la que todo lo cosechado a finales de los 90, se tiró por la borda por la patente falta de visión de sus dirigentes. Dejándose ganar dos batallas que podrían haber sido suyas: el negocio de las búsquedas en Internet y las redes sociales “modernas”.

Pero a esa falta de visión en la primera década de los 2000, le acompañó uno de los mayores errores que puede cometer una empresa: no saber ni quién, ni qué eres. Durante estos años, Yahoo ha ido cambiando de rumbo y de estrategia, tantas veces como dirigentes / CEO ha tenido en los últimos 20 años. Un turbulento puesto de dirección que desde 2012 ha sido ocupado, sin el éxito esperado, por la exGoogle Marissa Mayer.

Esta incoherencia o falta de visión a medio y largo plazo, se reflejan en sus operaciones de compra fallidas. En 2007 rechazaron una oferta de compra de Microsoft por 45.000 millones de dólares. Una oferta que consideraron insuficiente. En 2016, hace escasos días, Yahoo fue comprada por Verizon por 4.500 millones. Fin de la cita.

AOL y Yahoo, dos viejos rivales ahora bajo el mismo techo

Paradojas de la vida, la compra de Yahoo por parte de Verizon supone que dos viejos rivales en la batalla de los portales online, el correo electrónico y la publicidad online como AOL y Yahoo, duerman ahora bajo el mismo techo. Dos ex gigantes en horas bajas que luchan por sobrevivir en el competitivo y cambiante sector online (con parecidos, más que razonables, en su trayectoria con otros ex gigantes tecnológicos como Nokia o BlackBerry). Ahora, Verizon tiene la difícil tarea de rentabilizar esta inversión de 4.500 millones para comprar Yahoo e integrarla en su ecosistema de servicios online. Una tarea nada clara, según los expertos. Aunque por otro lado, la adquisición supondrá para Verizon controlar un 6% del mercado de publicidad online de EE.UU. ¿Suficiente?

Renovarse o morir (tecnológicamente hablando)

La innovación es el aspecto diferencial que toda empresa tecnológica debería tener en su ADN. La innovación es un valioso recurso para adaptarse a los nuevos tiempos, a las nuevas tendencias y de destacar sobre la competencia. Pero la innovación es fruto de la inspiración y de la improvisación, es fruto de la investigación y de la formación de sus empleados. Un valor por el que CICE apuesta desde hace más de 35 años en España y cuyos esfuerzos se ven reflejados en el Programa de Estudios de la escuela. La tecnología no para de evolucionar, de reinventarse. Y las empresas necesitan que su capital humano con la formación y la capacidad necesaria para adaptarse a esos cambios.

El caso de éxito y declive de Yahoo es un claro ejemplo de las consecuencias de la falta de innovación. De creer que el esfuerzo inicial realizado y una posición de líder, serán suficiente para mantenerse en primera posición. Hoy más que nunca, apostar por la formación y la innovación, no es una opción, es una clara necesidad para sobrevivir.

01/08/2016 | | Artículos Diseño, Desarrollo y Apps

Miguel Gómez

Miguel Gómez

Escribe tu
Comentario

Si quieres personalizar tu avatar, click aquí.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *
Recuerda que los comentarios deben ser revisados por un administrador.

O si lo prefieres, déjanos tus datos y nosotros te llamamos.

*Selecciona una titulación

Te llamamos sin compromiso

Puedes llamarnos al 91 401 07 02 (Centro Maldonado) o al 91 435 58 43 (Centro Povedilla).

Si lo prefieres, déjanos tus datos y nosotros te llamamos.

Solo hasta el 25 de marzo

¡MATRÍCULA

GRATIS!

Solo quedan


*Consulta condiciones aquí
Verizon compra Yahoo: justo final
Buzón de Sugerencias
SOLICITAR UNA CLASE DE PRUEBA GRATUITA
Verizon compra Yahoo: justo final

Horario atención al cliente

  • Lunes a viernes

    • De 9 a 14 horas
    • De 16 a 21 horas
  • Sábados

    • De 9 a 14 horas

Teléfono de contacto: 91 435 58 43

Solicita información sobre
Envíanos tu opinión sobre CICE
Nosotros te asesoramos

¿No te decides?

Nosotros te ayudamos. Utiliza nuestro buscador avanzado para encontrar el curso que quieres.