La Figura del Scrum Manager

La figura del Scrum Manager en la metodología Agile

El scrum manager se ha convertido en el secreto del éxito de la metodología Agile. Su papel ayuda enormemente a mejorar la productividad en cualquier tipo de empresa, desempeñando un rol estratégico y liderando el rumbo de la misma.

¿Qué es un scrum manager?

Es la persona encargada de liderar un proyecto, agilizando y facilitando su proceso de desarrollo. Su papel principal es el de lograr que el equipo nunca deje de trabajar hasta la consecución del objetivo final. Entre sus funciones destacan las siguientes:

  • Facilitar el trabajo a la plantilla.
  • Diseñar el sistema de comunicación a utilizar por los empleados y controlar su eficacia.
  • Encontrar la herramienta en Internet más conveniente para gestionar el equipo con mayor acierto.
  • Llevar a cabo la selección y la contratación del personal que formará parte del proyecto.
  • Guiar y entrenar a los trabajadores para que logren sus objetivos.
  • Comprobar cuál es el avance diario del proyecto.
  • Eliminar cualquier barrera que pueda provocar que el objetivo final no se pueda alcanzar.
  • Crear un scrum backlog (listado completo de actividades pendientes).

Además, el scrum manager también pone en marcha las distintas técnicas Agile encaminadas a lograr los resultados más adecuados.

Técnicas Agile más eficaces

Antes de comenzar a comentar las más eficaces, es importante aclarar sus características principales:

  • Otorga especial importancia a la interacción entre los trabajadores, por encima de las herramientas o de los procesos.
  • Ha de contar con el apoyo de un software eficaz y no basarse exclusivamente en revisar continuamente la documentación de la que se disponga.
  • La empresa colabora con el cliente, pero no exclusivamente para lograr su fidelización a través de la firma de acuerdos comerciales, sino para alcanzar un beneficio mutuo.
  • Valora la adaptabilidad.

El Scrum Manager facilita el tabajo del equipo

Los siguientes ejemplos de técnicas utilizadas en esta metodología confirman la utilidad de esta metodología y de la figura del scrum manager, en lo que respecta a lograr sacar el máximo partido a la plantilla de una empresa.

Programación extrema

Se usa en proyectos de software y conlleva que los profesionales trabajen exclusivamente buscando un resultado. Han de eliminarse los protocolos y obstáculos existentes para centrarse en la consecución de un objetivo determinado.

Su creador fue Kent Beck, quien basó su puesta en marcha en los siguientes pilares fundamentales:

  1. Sencillez. Lo que se busca es agilizar el proceso de desarrollo de un programa para hacer más fácil su posterior mantenimiento. Es decir, el código en el que se trabaja ha de ser siempre fácil de entender o manejar a pesar de que el proyecto vaya a ir creciendo progresivamente.
  2. Comunicación. Hay que reducirla en la medida de lo posible y limitarse a la exposición de aquellos factores que van a permanecer fijos. La programación se lleva a cabo siempre por parejas, dividiendo así mejor el trabajo en parcelas más fáciles de manejar.
  3. Comentarios del cliente. Es el destinatario final del programa, por lo que debe ser también el que decida cómo ha de seguir evolucionando. Los ciclos de programación son siempre cortos para evitar trabajar en balde. La realización de pruebas unitarias permite ir confirmando que el código es el adecuado y seguir trabajando.
  4. Valor. Nadie programa para el día siguiente, sino para el momento que está viviendo. Se entiende así por valor a la actitud que debe tener el programador al tener que afrontar la remodelación completa de su trabajo si fuera necesario.
  5. Respeto al trabajo de los compañeros. Las decisiones de un programador pueden alterar el resultado final, por lo que todo ha de ser consensuado. El sentirse parte de un equipo es esencial para mejorar la autoestima de cada trabajador.

Scrum diario

Consiste en una reunión de 15 minutos para sincronizar el trabajo y hacer la planificación para las 24 horas siguientes. Durante la misma, se analizan los siguientes puntos:

  • El gráfico que marca el avance del proyecto en relación a la última reunión.
  • Análisis del avance realizado por cada trabajador.
  • Identificación de los problemas encontrados y propuestas para resolverlos.

La reunión suele comenzar con la exposición de lo conseguido entre la última que se ha celebrado y la presente. Después, se aclara qué se va a hacer antes del próximo encuentro y se aplican medidas preventivas para evitar los posibles problemas que se puedan ir presentando.

Posteriormente, el equipo actualiza el gráfico con las previsiones de avance y se estipula cuáles serán las medidas a utilizar para facilitar el proceso.

Así, el scrum manager se convierte en la persona más importante de un equipo de trabajo gracias a su labor de facilitar la tarea de todos los empleados involucrados en el desarrollo de proyectos. Por su parte, la aplicación de las técnicas Agile permite aumentar la competitividad, descubrir el talento de cada trabajador y convertir cada proyecto en una alternativa perfecta para aumentar el rendimiento de la plantilla de forma natural y adecuada.

En la Escuela CICE, orientamos nuestra enseñanza , además de a una formación de calidad orientada a la empleabilidad, a convertir a nuestros alumnos en scrum managers. Durante su formación, tendrán la oportunidad de aprender esta metodología y obtener su certificado oficial.

No se encontró el banner

23/03/2020 | | Artículos Animación Artículos Arquitectura Artículos BigData, BI y Marketing Online Artículos Diseño, Desarrollo y Apps Artículos Programación, Seguridad, Sistemas Blogs Destacadas

Lucía Torres Álvarez

Lucía Torres Álvarez

Escribe tu comentario

Si quieres personalizar tu avatar, click aquí.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *
Recuerda que los comentarios deben ser revisados por un administrador.

Mándanos tu consulta

Puedes llamarnos:

Centro Maldonado

91 401 07 02

Centro Povedilla

91 435 58 43

O si lo prefieres, déjanos tus datos y nosotros te llamamos.

*Selecciona una titulación

Te llamamos sin compromiso

Puedes llamarnos al 91 401 07 02 (Centro Maldonado) o al 91 435 58 43 (Centro Povedilla).

Si lo prefieres, déjanos tus datos y nosotros te llamamos.

La Figura del Scrum Manager
Buzón de quejas




Acepto las condiciones legales

SOLICITAR UNA CLASE DE PRUEBA GRATUITA
La Figura del Scrum Manager

Horario atención al cliente

  • Lunes a viernes

    • De 9 a 14 horas
    • De 16 a 21 horas
  • Sábados

    • De 9 a 14 horas

Teléfono de contacto: 91 435 58 43

Solicita información sobre
Envíanos tu opinión sobre CICE
Nosotros te asesoramos

¿No te decides?

Nosotros te ayudamos. Utiliza nuestro buscador avanzado para encontrar el curso que quieres.