Técnicas más utilizadas para potenciar nuestro proceso creativo

Técnicas para potenciar el proceso creativo

Hoy en día, la innovación y la creatividad son dos factores esenciales en cualquier aspecto de la vida. Sin embargo, a pesar de que el proceso creativo nos define como humanos, aún no lo conocemos en su totalidad. Por ejemplo, estudios recientes han demostrado que la creatividad nos permite desbloquear algunas áreas del cerebro, algo que no sabíamos a ciencia cierta hasta hace poco.

Esta cualidad supone un atajo que nos permite encontrar salidas. Si pensamos de manera puramente racional, quizás nos topemos con más obstáculos. Si, en cambio, optamos por abstraernos e intentar ser creativos, hallaremos soluciones.

Fases del proceso creativo

Existen una serie de pasos que podemos seguir para inducir la aparición de ideas creativas. Seguir estas técnicas, en orden, nos ayudará a liberar pensamientos muy transgresores que se encontraban atascados en algún lugar de nuestra mente.

1. Preparación

En esta fase, intentamos analizar la situación teniendo en cuenta la circunstancia y el contexto. Para conseguirlo, la investigación y la experimentación son motores fundamentales que nos ayudarán a desarrollar las posteriores ideas creativas. Cuando tengamos suficiente información, podremos pasar a la siguiente etapa.

2. Incubación

Hemos de asumir el problema mediante un proceso interno de análisis estratégico que emplea, principalmente, el hemisferio derecho del cerebro. Sobre todo, buscamos aislarnos y abstraernos del exterior para poder trazar líneas que puedan ser eficaces. Es un momento crucial; muchas personas no consiguen mantener la concentración y desechan la idea antes de llegar a una solución.

3. Iluminación

Dentro de las distintas fases del proceso creativo, esta es la más espontánea, ya que lo que buscamos no tiene una duración concreta. Motivados por el entusiasmo de estar preparados, la mente empieza a fluir. De manera inconsciente y teniendo en cuenta la base de información previa, vamos desarrollando líneas de acción.

4. Verificación

Este apartado puede repetirse varias veces, una vez por cada idea que tuvimos en la etapa anterior. En este caso, vamos analizando de nuevo y verificando que la opción elegida tiene sentido. No se trata de encontrar la manera de materializarla del todo, sino de comprobar si la idea puede ser perfeccionada hasta que sea apta para la práctica. Es conveniente dejar a un lado la incertidumbre y apostar por la que creemos que es la solución definitiva.

Pensamiento lateral

Este tipo de razonamiento es un método de pensamiento que permite la resolución de problemas de una manera indirecta y con un enfoque creativo.

Cuando analizamos cualquier situación, tendemos de manera natural a seguir una línea establecida. Por ejemplo, si escuchamos sonidos acompasados, sabemos que es música. El pensamiento lateral permite romper esta coherencia en favor de ideas creativas que no están limitadas por la realidad inmediata. Así, al utilizar esta técnica, podremos encarar incluso problemas cotidianos y solucionarlos con ideas poco convencionales y efectivas.

Técnicas del pensamiento lateral

Una de las técnicas utilizadas es la llamada “piedra en el camino”. Consiste en exagerar o alterar un rasgo del problema. Así podremos ver cómo este cambia totalmente a medida que otorgamos más protagonismo a un determinado aspecto.

Otra técnica muy utilizada es la analogía, la cual compara diferentes ideas al margen de una perspectiva racional. Aislarnos de esta necesidad de buscar una solución válida a nivel formal ayuda a la fluidez de ideas, aunque estas parezcan disparatadas. Cuantas más analogías desarrollemos, más cerca estaremos de encontrar aquella que resulte más real. Al final, podremos descartar las que sean demasiado surrealistas y elegir la que genere menos confusión.

Mediante el método de inversión, alteramos el orden de un problema para verlo desde la perspectiva opuesta. De esta forma, podemos simplificarlo y comprobar que el orden, a veces, sí altera el producto. Esto ocurre, por ejemplo, cuando tenemos un proceso largo que nos está desanimando. Si vamos directamente al final y evaluamos los pasos de forma inversa, nos daremos cuenta de la importancia de las tareas previas en las que estamos ocupados.

Ahí es donde surgen las ideas; es como si nos teletransportáramos al futuro y pudiéramos ver cómo se desarrollará el proyecto en su etapa final. Además, nos ayuda a romper el orden estricto que nos impide avanzar cuando estamos atrapados en una fase interminable.

Por último, no podemos olvidar la denominada técnica del fraccionamiento. Esta idea se basa en el concepto de que, en determinadas ocasiones, una unidad es más compleja de abordar que una serie de tareas por separado.

Dónde aplicar el proceso creativo

En conclusión, estas son las principales técnicas relacionadas con el proceso creativo que nos ayudarán tanto a nivel profesional como personal. Al fin y al cabo, aprender a resolver tareas en nuestra vida cotidiana será beneficioso para nuestra salud mental.

La creatividad se puede aplicar en multitud de aspectos de la vida. Tanto personales como profesionales. Desde cómo arreglar un objeto roto hasta realizar una pieza de arte de un cliente. Lo más habitual es aplicar estar técnicas en campos relacionados, de alguna manera, con el arte. Por ejemplo, trabajos relacionados con el diseño gráfico, el desarrollo de videojuegos o la arquitectura e ingeniería. Una formación específica y de manera práctica te ayudará, sin duda, a potenciar tu creatividad. Sólo poniéndote manos a la obra, conseguirás potenciar tu creatividad.

No se encontró el banner

20/04/2020 | | Animación 3D, VFX, Videojuegos y RV Artículos Diseño, Desarrollo y Apps Blogs Destacadas Diseño, Desarrollo y Apps

Lucía Torres Álvarez

Lucía Torres Álvarez

Escribe tu comentario

Si quieres personalizar tu avatar, click aquí.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *
Recuerda que los comentarios deben ser revisados por un administrador.

Mándanos tu consulta

Puedes llamarnos:

Centro Maldonado

91 401 07 02

Centro Povedilla

91 435 58 43

O si lo prefieres, déjanos tus datos y nosotros te llamamos.

*Selecciona una titulación

Te llamamos sin compromiso

Puedes llamarnos al 91 401 07 02 (Centro Maldonado) o al 91 435 58 43 (Centro Povedilla).

Si lo prefieres, déjanos tus datos y nosotros te llamamos.

Técnicas más utilizadas para potenciar nuestro proceso creativo
Buzón de quejas




Acepto las condiciones legales

SOLICITAR UNA CLASE DE PRUEBA GRATUITA
Técnicas más utilizadas para potenciar nuestro proceso creativo

Horario atención al cliente

  • Lunes a viernes

    • De 9 a 14 horas
    • De 16 a 21 horas
  • Sábados

    • De 9 a 14 horas

Teléfono de contacto: 91 435 58 43

Solicita información sobre
Envíanos tu opinión sobre CICE
Nosotros te asesoramos

¿No te decides?

Nosotros te ayudamos. Utiliza nuestro buscador avanzado para encontrar el curso que quieres.