Home / Arquitectura e Ingeniería / BIM, obligatorio en España desde 2018

BIM, obligatorio en España desde 2018

Comenzamos con una rápida definición. BIM, o modelado de información para la edificación, puede definirse como una representación digital de las características físicas y funcionales de un edificio, permitiendo intercambiar información para la toma de decisiones a lo largo de su ciclo de vida.

Es importante insistir en que BIM no es un software, va mucho más allá. Es una forma de trabajo integrada que se apoya en diferentes aplicaciones de diseño y modelado, entre las que destacan: Revit, AllPlan, ArchiCAD y BentleyBIM. De modo que la información que se obtiene de cada una de ellas está conectada entre sí, permitiendo su actualización en tiempo real.

Según expertos en esta metodología, “BIM es la vía para conseguir una adecuada gestión de los recursos que se destinan a la construcción y operación de un edificio. En este sentido, las tecnologías asociadas a BIM son la única manera de hacer un adecuado análisis de los costes del ciclo de vida. Por todo ello, formarse en esta herramienta es fundamental.”

Según un informe de AENOR sobre los estándares en apoyo del BIM, más del 50% de los clientes internacionales de las constructoras exigen o tienen interés en el uso de BIM, especialmente en Asia. Además, se estima que BIM podría ajustar las mediciones del proyecto en un 37% y reducir en un 20% los costes de construcción. Cifras muy significativas que no podemos dejar de tener en cuenta a la hora de valorar la implantación de esta metodología.

Pero… ¿Cuáles son sus ventajas principales?

  • Trabajo multidisciplinar. BIM permite el trabajo colaborativo a través de una sola plataforma en la que los diferentes agentes implicados en el proceso constructivo (arquitectos, aparejadores, ingenieros…), pueden trabajar en la misma herramienta integrando y compartiendo información en tiempo real.
  • Comprobación de interferencias. Antes de comenzar a construir se cuenta con un modelo completo con toda la información. De esta forma, se puede comprobar si hay algún problema de integración entre los diferentes elementos de una forma segura y rápida.
  • Integración del 2D y 3D. Esta metodología integra las 2 y 3 dimensiones interconectadas entre sí, mejorando la visión del proyecto global y evitando posibles errores.
  • Por otro lado permite generar de forma automática toda la documentación del proyecto: presupuestos, planificación estructuras, etc. consiguiendo un aumento de la productividad y, por tanto, un ahorro de tiempo y costes.
  • Además, a través de BIM, podemos saber el impacto energético de cada uno de los materiales que componen la obra. De este modo, se podrán crear edificios inteligentes cada vez más integrados con el entorno, sostenibles y eficientes.

Para el arquitecto técnico Javier Alejo Hernández, “la gran ventaja del BIM es que hay que proyectar desde la construcción. Además, BIM es una gran oportunidad para controlar el ciclo de vida de un edificio de una forma rápida y organizada”.

BIM será obligatorio en España en 2018

Esta metodología no es obligatoria en Europa, sin embargo el Parlamento Europeo emitió una directiva en 2014 por la cual instaba a los 28 países miembro de la Unión a implementar la metodología BIM en todos aquellos proyectos constructivos de financiación pública.

Situación de uso del BIM en el mundo de Building Smart:

Seminario “La realidad del BIM desde lo académico al ejercicio profesional”

A partir de esta directiva, España se ha puesto las pilas y en agosto de 2015 el Ministerio de Fomento creaba la “Comisión BIM” la cual establece una hoja de ruta que convertirá el uso de BIM en obligatorio para toda licitación pública en dos fases: 17 de diciembre de 2018 en el caso de Licitaciones Públicas de Edificación, ampliándose el 26 de julio de 2019 para Licitaciones Públicas de Infraestructuras.

Para Javier Alejo Hernández, “la Administración debe apostar por la metodología BIM y por su implantación y obligatoriedad en proyectos de ejecución; mostrándola como lo que es, una metodología nueva para mejorar el desarrollo de los proyectos, como se ha hecho en países como Finlandia”.

Más allá de la normativa en desarrollo, es importante saber cómo están recibiendo los profesionales está implantación y el cambio en su forma de trabajar.

 Según una encuesta realizada por el Consejo Superior de Colegio de Arquitectos de España (CSCAE) en 2016 a más de 3.700 personas del sector, el nivel de implantación de la metodología BIM entre estos profesionales es aún bajo, ya que no se utiliza en cerca del 60% de los estudios de los encuestados. Sin embargo, todo apunta a que su implantación está aumentando progresivamente ya que, aunque sólo un 14% lo usa en la totalidad de los proyectos, más de un 27% utiliza BIM en alguno de los encargos.

Por otro lado el 60% de los arquitectos que han implantado BIM está satisfecho con la decisión y en cuanto a la formación futura, más de un 50% tiene intención de recibir formación BIM a corto y medio plazo, preferentemente en programas y herramientas informáticas en escuelas profesionales.

 

Nivel de implantación de BIM en estudios de arquitectura (2016). CSAE.

Sin  embargo,  la  colaboración  a  través  de  sistemas  BIM con otros  profesionales  que  intervienen  en  el  proceso  del  proyecto  de  arquitectura  es  todavía  bajo  (un  24%), por lo que la implantación en el conjunto del sector de la edificación se está  realizando lentamente. Este dato también se refleja en que la utilización de BIM se  realiza  principalmente  en  las  fases  de  proyecto  más vinculadas  a  la  concepción  y diseño arquitectónico y en menor medida en  otras  fases  de  proyecto  en  las  que  se  suele  colaborar  con  otros  profesionales.

Salidas profesionales del BIM

Todo apunta a que BIM va a ser la forma de trabajo en cualquier proceso constructivo. Por ello, dominar esta herramienta se convierte en una ventaja añadida. Te detallamos los nuevos perfiles profesionales que se abren en este campo:

BIM Manager

Se trata de la persona que coordina a los diferentes profesionales implicados en el proyecto. Establece las pautas necesarias para el intercambio de la información, así como el control de cada trabajo para la planificación de posibles cambios.

Modelador BIM

Es el encargado de definir el proyecto de forma gráfica y constructiva. Será la persona responsable de resolver los problemas de diseño BIM, preparar el diseño de las diferentes representaciones del proyecto, así como generar las bibliotecas de elementos.

Cuestor BIM

Su función principal consiste en organizar toda la información que se introduce y que se extrae de la plataforma. Será quien defina los estándares de trabajo de la información que se maneja, así como su supervisión.

Técnico BIM

Es la persona encargada de gestionar toda la parte técnica: mantenimiento del software y los equipos informáticos, administración de permisos de acceso, etc.

Fórmate en BIM

Ante este escenario, la formación y obtención de la una certificación oficial en BIM no es una opción, se convierte en algo necesario para cualquier profesional de la edificación.

CICE, como Escuela orientada a la empleabilidad en sectores relacionados con la tecnología, es consciente de que en el momento actual se buscan, cada vez más, profesionales capaces de superar certificaciones oficiales. Por ello es ATC (Authorized Training Center de Autodesk, autorizado tanto para la formación como para la realización de todos los exámenes de certificación Oficial de Autodesk que te permitirá incorporarte al grupo de profesionales más experimentados en el manejo del software de Autodesk.

El Máster BIM – Oficial de Autodesk de CICE te proporcionará una completa formación práctica en el dominio de las herramientas informáticas aplicadas a la arquitectura, la construcción, la edificación y la obra civil en un entorno BIM.

Para el arquitecto Javier Alejo Hernández es fundamental que un arquitecto técnico complete su formación con la realización de un Máster en BIM, “es necesario que conozca esta metodología y aprenda a desarrollar los proyectos de acuerdo a la misma, ya no por obligación (Directiva Europea) sino porque es una metodología que nos permite controlar todos los aspectos de los proyectos, como por ejemplo las colisiones entre elementos constructivos e instalaciones”.

 

 BIM, el futuro es ahora