imagen porcentaje

Matricúlate con descuentos exclusivos

Programas Exclusivos UAH

imagen promoción

Matricúlate con descuentos exclusivos

Entrevista: Julio Lorenzo y Jorge Vigara, de Sony Pictures Animation

entrevista-julio-lorenzo-jorge-vigara-sony-pictures

Os presentamos una entrevista exclusiva con Jorge Vigara (exalumno de CICE) y Julio Lorenzo, dos grandes animadores españoles en Sony Pictures Animation, donde acaban de finalizar “Hotel Transylvania“.

Jorge Vigara (a la derecha de la imagen de portada) es de Madrid y actualmente está viviendo en Vancouver, donde trabaja para Sony Pictures Animation, ha trabajado en algunas de las producciones más sonadas de Europa, como “Planet 51” o “Gru, mi Villano Favorito” durante su paso por algunos de los estudios mas conocidos (Ilion Animation Studios, Uli Meyer, Mac Guff Ligne, Kandor Graphics, etc.). Con experiencia además en cortometrajes como “Alma” de Rodrigo Blaas), series de televisión como “Suckers” de Disney y anuncios, Jorge se considera un hambriento no solo como animador, si no también como creador de sus propios proyectos.

Trabajar en estudios de renombre ha supuesto para el aprender y conocer la profesión de mano de admirables artistas y personas que le han enseñado la importancia de aprender continuamente, de la fuerza de la pasión y la compenetración en trabajos de equipo. Recientemente ha sido nominado a un VES Award a la mejor animación de un personaje por su trabajo realizado con Drácula en “Hotel Transilvanya“.

Por su parte, Julio Lorenzo (a la izquierda de la imagen de portada) es de Barcelona, actualmente reside en Vancouver donde trabaja en Sony Pictures Animation en el equipo de animación de “The Smurfs 2“. Anteriormente estuvo animando en “Hotel Transylvania” también de Sony. Ha trabajado en España en largometrajes como “Planet 51” de Ilion Animation Studios o “Las aventuras de Tadeo Jones” de Lightbox Entertainment, en series como “Telmo y Tula” de Anera Films, “Suckers” de Genoma Animation y en cortos como “The Gift” de Big Lazy Robot.

Comencemos por ¿cuándo y por qué decidís dedicaros a la animación?.

Jorge: Digamos que mi pasión principal, esa que tiene la culpa de que hoy esté donde estoy, es el cine antes que la animación en particular. Y recuerdo cuando decidí empezar a estudiar algo relacionado con ello. Nunca he dejado de dibujar. De pequeño tomaba lecciones de dibujo y pintura y todos los libros y cuadernos que han pasado por mi vida de estudiante en el colegio, instituto y universidad, terminaban completamente repletos de dibujos y garabatos. Y una mañana de esas arrastradas en primero de biología (aquella carrera que decidí que “debía” estudiar) me la pasé enteramente dibujando. Un compañero mío sentado al lado entonces me dijo “¿Se puede saber que haces estudiando esto?”.

Y así fue como se plantó una semilla en mi cabeza de que podía dedicarme a algo más relacionado con mis intereses personales, mis hobbies, mis… pasiones. Unas cuantas conversaciones con otros colegas y mi familia terminaron convenciéndome y dejé la carrera para apuntarme a una escuela de 3D y diseño gráfico (estudiar cine sonaba imposible debido a los precios) . La animación se cruzaba por mi camino a medida que estudiaba en la escuela, y recuerdo que fue una máster class de animación de Miguel Ángel Fuertes (“Jurassic Park“, “Casper“, “Star Wars Episode I“) lo que me terminó por convencer de que ese era mi camino a recorrer.

Digamos que para mi era la combinación perfecta de todo aquello que me gustaba, dibujar, contar historias, observar/aprender e interpretar… y por entonces era la primera vez que algo me quitaba el sueño, realmente, así que lo vi claro. Hoy la animación sigue siendo parte de mi camino para seguir dedicándome y disfrutando del cine.

Julio: La verdad es que es lo que siempre quise hacer desde que era pequeño. Recuerdo ver las películas de Disney y pensar. “Yo quiero hacer eso”. Me parecía algo alucinante. Pasaba horas con el vídeo parando la cinta y tratando de copiar el fotograma que había conseguido congelar. Lo curioso es que siempre intentaba hacer algo parecido pero creando mis propios personajes. Pensaba que copiar exactamente lo que veía no tenía tanta gracia.

Debe ser un clásico en los que nos hemos metido en la rama artística pero me pasó lo mismo que comenta Jorge. En el colegio yo también tenía los libros llenos de garabatos, caricaturas y demás. Por ejemplo, algo que siempre hacía en los libros, era dibujar en las esquinas unos monigotes cutres, hechos con cuatro palos y poco más pero que al pasar las páginas parecía que se movían. Hacía un jugador de baloncesto machacando la canasta, un futbolista haciendo una chilena… eran “pseudo animaciones“ salchicheras, pero me servían para hacer el tonto con mis compañeros de pupitre. Suerte que no tuve hermanos pequeños que después tuvieran que heredar los libros, porque los dejaba preciosos.

¿Cuales son los pasos que habéis seguido para poder llegar a donde estáis ahora?.

Jorge: Hay ocasiones en la que respondo esta pregunta y gente me dice “¡Que fácil es decirlo!”. ¿Pero qué puedo hacer, si es así? .La respuesta sencilla y mas concisa es esta, seguir mi pasión y mi intuición. Obviamente hay muchos otros aspectos escondidos (o trucos quizás), pero esos han sido resultados consecutivos. Cuando esto te gusta, comprendes la importancia para ti de querer seguir desarrollándote como artista o creador, por así decirlo y le das importancia a cualidades como el preguntar, escuchar, aprender (base del tan famoso y necesario feedback), algo muy importante.

Estudiar también tiene su aquel, ver frame a frame miles de reels y cientos de tus películas de animación favoritas para hacer ojo critico, pero ésto también viene cogido de la mano cuando te dejas llevar por tu pasión. Las horas de trabajo también influyen, por supuesto. Amigos míos de fuera de la industria creen que curro demasiado y que abusan de mi, pero desde mi punto de vista podría decir que no son mas que mis ganas de seguir queriendo hacer las cosas bien, y mejor. El sentirme realizado. El afán de superación, humildad (sabe mal decirlo, pero es importante apuntarla), ambición (creativa, no nos confundamos…) , metodología y perseverancia.

Todos esas son cosas que responden a la necesidad personal de realizarte en algún aspecto, quiero creer, ya sea en el mio, el creativo, o en cualquier otro. El paso importante es saber por qué dedicarse a esto y si realmente es lo que quieres hacer, ya que requiere “mucho de uno mismo”. Si es que sí, el resto de los pasos vienen solos.

Julio: Cuando acabé COU no sabía muy bien si estudiar bellas artes, diseño, publicidad… Quería hacer algo creativo pero a la vez estaba condicionado con la presión de buscar algo que tuviera una salida laboral (la típica frase de cuando tienes que decidir por una carrera). Al final me metí a hacer diseño precisamente por eso, estaban en auge las páginas webs, el mundo multimedia, etc.

Me pasé unos años trabajando para agencias de publicidad. Al final estuve llevando la imagen gráfica de una empresa que se dedicaba al mundo del bricolaje. La verdad es que estaba muy bien ahí, muy a gusto con mis compañeros y en un trabajo estable, en una buena posición… sin embargo, no acababa de ser del todo feliz con lo que hacía.

Fue cuando apareció un teaser de Animation Mentor cuando me quedé alucinado y decidí dejar de diseñar folletos, webs y campañas publicitarias para centrarme en lo que realmente me apasionaba que era precisamente eso, la animación de personajes.

Mientras estaba haciendo el curso apareció una oferta en una empresa pequeñita en Barcelona para hacer una serie infantil. Sin haber visto nada de lo que hacían decidí montar una demo con los trabajos de la escuela (era algo muy cutre porque yo hice el curso sin saber nada de animación) y la envié. Al poco me llamaron, fui a verlos y cuando volví a mi casa tenía un mail diciendome que el puesto era mío. Recuerdo la emoción. Sin embargo fue el momento de plantearme mi futuro. Tenía que pensar si dejar mi puesto fijo y estable, por empezar en una empresa pequeña, con cuatro chavales, en un piso… (porque era básicamente eso) y con un sueldo bastante inferior.

La verdad es que no me lo pensé mucho y me arriesgué. Mi familia en eso siempre me ha dado su apoyo (mis padres, mis hermanas…) la verdad es que he tenido muchísima suerte con eso.

Era lo que quería hacer. Empezar en eso. Y la verdad es que gracias a esa decisión ahora estoy dentro de este mundillo. Increíble la gente con la que trabajé en esa empresa, los amigos que hice… lo bien que lo pasamos… trabajamos muchísimo y cobrando poco, pero mereció la pena. Ya lo creo.

¿Ha sido diferente trabajar en “Hotel Transylvania” respecto a otras producciones en las que habéis participado?.

Jorge: Muchísimo sin duda. “Alma” para mi fue el gran escalón que me hizo abrir la mente en esta profesión, pero esta ha sido la película en la que mas a gusto me he sentido y donde he realizado un trabajo del que me encuentro especialmente orgulloso. Trabajar con Genndy Tartakovsky es una maravilla. No solo por que sigo su trabajo desde que me pasaba las horas de fiebre y mocos en la cama con 11 años viendo a las “Super Nenas” y el “Laboratorio de Dexter“, si no por que se nota cuando trabajas con alguien que sabe lo que quiere, que tiene la visión y la capacidad de hacértelo saber bien, cosa que muy a mi pesar no es común. Esto además, cuando está mezclado con buen gusto, se torna en una experiencia super enriquecedora.

Otra de las cosas por la que destaco esta producción, es quizás por que fue la primera producción que hice con Sony y por que dejó en completa evidencia la experiencia de un estudio con mas de 15 años produciendo. He aprendido mucho a nivel técnico, de pipeline y de producción, propiamente dicho como “el proceso” y también de la gente que lo lleva a cabo. Descubrir que trabajas codo con codo con gente con muchísimos años de experiencia, te hace ver las cosas desde un punto de vista distinto y te ayuda a comprender ciertas cosas que quizás antes no.

Julio: Totalmente. De entrada el impacto que supone salir de tu país, irte a la otra punta del mundo, el cambio de idioma… entrar en una empresa importante dentro del sector como Sony… Estás trabajando en un sitio donde se están haciendo 3 superproducciones a la vez (“Hotel Transylvania“, “Men in Black 3“, “The Amazing Spiderman“) y claro, quieras que no, da respeto.

Luego en cuanto a la película en sí, era algo totalmente distinto a lo que había hecho hasta entonces, que eran proyectos de un estilo mucho más realista (“Planet 51” o “Las Aventuras de Tadeo Jones“). En “Hotel Transylvania” la animación es completamente cartoon. Se buscaba conseguir algo parecido a los clásicos de Tex Avery (Bugs Bunny, El Pato Lucas, etc.) Algo tan exagerado y loco nunca se había hecho en 3D hasta el momento. Pero vamos, encantado con el cambio de estilo. Lástima no haber llegado antes en la producción para haberlo disfrutado más.

dimensionvfx-julio-lorenzo-jorge-vigara-tadeo

¿Cual ha sido vuestro mayor reto en la producción de “Hotel Transylvania”?.

Jorge: Llegar a Sony, empezar la vida en Vancouver, hacerte al estudio a nivel técnico, de pipeline y tools… Eso fue bastante intenso. Ahora, a nivel de producción como animador, fué bastante fácil. Era mi estilo, con buenos tiempos de entrega y buena gente alrededor. Aunque quizás eso ha sido lo que en ocasiones me ha supuesto un reto, el hecho de no haber hecho tantas preguntas como me gusta hacer. El no haber tenido un aprendizaje tan fuerte como en otras producciones. He tenido muchísima suerte estos años atrás y siempre he podido acercarme a gente que me ha inspirado mucho como persona y artista, como Rodrigo Blaas, Lionel Gallat o mi gran amigo y maestro Daniel Peixe. Quizás por cuestiones de que este estudio está formándose, yo llegué la película recién comenzada y no tuve tiempo ni momento para poder encontrar ese foco de inspiración. Pero por muy petulante que suene, no fue una producción donde aprendiera mucho como animador y eso quizás en alguna ocasión puede resultar algo desmotivador.

Julio: Pues el reto era básicamente adaptarme lo antes posible a una producción y a una empresa como esta. Mi intención era hacerlo lo mejor posible y aprender de todo. Aprender como se trabajaba en una producción de ese nivel, de mis compañeros, del director, de los leads, etc. Al entrar en una empresa como Sony y con la producción ya empezada, no esperaba llegar y que me asignaran buenos planos en los que me pudiera lucir, así que mi intención era ir poco a poco haciendo lo mejor posible lo que me pidieran e ir haciéndome hueco. La verdad es que ha sido una gran experiencia a todos los niveles, y afortunadamente, yo sí puedo decir que he aprendido mucho.

¿Cuando os asignan un plano de animación, como lo afrontáis? ¿Cuáles son las fases a seguir?

Jorge: Me gusta mucho la planificación. Vamos, me considero religioso del planning y siempre que puedo y la producción lo permite, es lo que a mas importancia le doy. Diríamos que comenzar sabiendo bien cuales son tus personajes, de donde vienen, a donde van y que papel juegan en ese momento de la película en la que vas a trabajar es clave. A partir de ahí, me dejo llevar, rebusco dentro de esos límites las ideas y las posibilidades que el plano me brinda.

Me gusta pensar en lo siguiente, ¿cómo puedo sorprender a la audiencia?. No siempre lo busco, puesto que hay veces que has de hacer planos simplemente funcionales y que no permiten realmente esas jugadas. Pero si es posible voy a por ello, hasta el final. Buscas referencias de vídeo y de imágenes, un blocking rápido… Todo vale para ver si aquellas ideas por las que apuesto pueden ser compradas, o no. Si es que no, paro y vuelvo a buscar. Y si es que sí, sigo avanzando. Una vez que lo veo claro y me convence, realizo un blocking que me permita contar lo que quiero contar con las poses necesarias, pero trabajándolo lo mejor posible. No me gusta dejar el plano sobretodo en estas primeras fases en algo que “funciona”. Soy muy exigente y en esta fase donde más, ya que son los cimientos de todo. El resto, por así decirlo, son capas.

Posteriormente dependiendo del estudio o de la película en la que trabajo me adecuo a las fases que existen y como quieren de definidas cada una de ellas. El blocking es donde más esfuerzo suelo poner, ya que me gusta pensar que el 99% del plano está en el blocking, pero hay producciones que no lo permiten. Después del blocking hago el pulido. En unas condiciones óptimas un buen pulido lo consigo si he hecho un blocking muy exhaustivo ( cada uno tiene su manera de trabajar y ésta es la que me funciona), así hasta que refinando me pilla el toro con las fechas o el director/supervisor da el final al plano y se acabó.

Aunque la metodología tiene su importancia, también le doy muchísimo peso a otros aspectos “externos” que me ayudan a sacar el plano lo mejor posible. Uno es el feedback. Esencial. Pido feedback a mi lead no solo por que deba, si no por que quiero. Y siempre que puedo y tengo tiempo (intento sacarlo, prometido) lo hago con mis compañeros y colegas de más confianza varias veces. Estar siempre abierto a correcciones y búsquedas de distintos puntos de vista es super importante desde que empiezas a esbozar el plano hasta los detalles más finales.

Y el otro punto es entender cómo se trabaja en cada producción. Cada película es distinta, cada lead, cada director, cada supervisor, incluso hasta los compañeros que te rodean. Saber adaptarte a cada producción es esencial, porque hay veces que algunos procesos cambian de blanco a negro, y si no estás abierto a esos cambios puedes frustrarte fácilmente. Comprender el papel de tu lead en la producción y aprender a hablar con el y cómo hablar con el, saber qué es lo que quiere y cómo lo quiere, y hacer lo mismo con tu supervisor y luego con el director es crucial. Puede sonar de locos, pero realmente hay mucha gente que inconscientemente espera que todas las producciones funcionen igual. Y realmente no es así, por lo que hay que saber adaptarse y tomárselo con completa naturalidad.

Julio: Pues creo que Jorge lo ha explicado muy bien. Mi sistema de trabajo es muy similar. A mí también me gusta muchísimo la planificación pero, en según que tipo de producciones, es muy complicado hacer todo lo que nos gustaría. A mí me encanta buscar referencias y darle vueltas a las ideas antes de hacer nada con el ordenador.

Lamentablemente en “Hotel Transylvania” el ritmo era muy alto y no había demasiado tiempo para eso. La suerte es que el director tenía bastante claro lo que quería, te hacía muchos dibujos sobre el plano o sobre el blocking que le enseñabas y a partir de ahí ibas a tiro hecho. La verdad es que a ese nivel, la sensación era increíble. Nunca he trabajado con un director que tuviera las cosas tan claras. No se iba a cambiar continuamente detallitos innecesarios en los que, a la hora de la verdad, nadie se fija. Se iba a lo que funcionaba o no en el plano. Y la verdad es que el supervisor, James Crossley fue otro gran acierto a ese nivel. Formaron un gran equipo de dirección.

dimensionvfx-julio-lorenzo-jorge-vigara-dracula

Muchas veces se habla de los segundos de animación por semana. ¿Cuantos segundos os exigen a vosotros?. ¿O en Sony hay otro tipo de medición para este caso?.

Jorge: Sí, se ve que es muy general esa manera de medir los segundos por semana. Podría decirte que 3 o 4 segundos por semana. Pero luego a la larga depende de muchas cosas, como siempre. De los personajes, del tiro de cámara, de los problemas que tengas, o en los peores casos de lo cerca que esté la fecha de estreno.

Julio: A veces lo que pasaba es que si veían que llevabas muy bien un plano, a pesar de que te sobraran días, te pedían tenerlo en esa semana para llegar a la cuota (el número de planos que tenían que estar terminados en total a la semana). Los viernes, que era el día en el que se contabilizaban los planos para la cuota solían ser una locura.

Tengo entendido que animáis en Maya. ¿Cómo son los rigs de personajes que os prepara el departamento de setup?.

Jorge: Muy buenos. Se notaba mucho que era una producción “de la casa”. Es decir, pusieron toda la carne en el asador y la verdad es que los rigs y sus tools estaba desarrollados a unos niveles de definición no solo muy altos si no que también muy útiles, intuitivos e inteligentes (lo que dice que el departamento de setup estaba completamente en comunicación y por así decirlo ,movido por las necesidades del departamento de animación). Ver todos los controles juntos puede asustar, (no miento cuando digo que el nivel de mayor definición era de prácticamente un control por cada vértice en los personajes principales) pero todos esos controles venían acompañados por unas herramientas muy potentes e intuitivas que hacían super sencillo el trabajar con ellos.

Julio: Personalmente, creo que más que unos rigs maravillosos, lo que teníamos eran unas herramientas muy potentes para poder hacer nosotros lo que nos diera la gana con los personajes. Para poder modificarlos y ajustar los detalles. Sinceramente, creo que los rigs en sí, a pesar de ser muy buenos, no estaban preparados para lo que nos exigía el director. (No por culpa del departamento de setup, sino por temas más relacionados con la producción y de presupuesto). A veces el director nos decía que escaláramos una parte del cuerpo a lo bestia para exagerar la pose y el personaje se rompía por todos lados. Con las herramientas lo podíamos ajustar todo. Por un lado te daban libertad para hacer auténticas salvajadas con el rig, pero por otro tenías más cosas que ajustar, con lo que te llevaba mucho más trabajo. Cada vez que nos aprobaban un plano nos pasábamos un montón de tiempo arreglando todas esas cosas. A veces no era nada sencillo.

dimensionvfx-julio-lorenzo-jorge-vigara-rigcontrols

En producciones como estas se suelen utilizar software propietarias. ¿Que herramienta os resultó más útil para llevar a cabo vuestro trabajo?.

Jorge: Posiblemente una herramienta desarrollada por Sony que más me ha sorprendido y más me ha ayudado ha sido Tweak it. Digamos que es la herramienta que nos servia para limpiar arrugas indeseadas, intersecciones, contactos y demás. Muy pensado para el proceso de Cleaning Up, Fixing, o limpieza. Pero también muy útil para que en una producción tal como “Hotel Transylvania” pudiéramos alcanzar algunas poses extremas o super estilizadas. En conclusión, una herramienta básica para poder darle un toque 2D a la animación de la película.

¿Como es la vida en Vancouver y en Sony Pictures Animation?.

dimensionvfx-julio-lorenzo-jorge-vigara-vancouver

Jorge: Muy buena. Me gusta empezar diciendo que la lluvia es a veces un poco demasiado y cuesta un poco comer bien, pero es una gran ciudad y un gran estudio. La calidad de vida es inigualable en algunos aspectos, y es una ciudad tan aparte de todo que se te olvida un poco como está el resto del mundo (lo que aún no se si es un beneficio o no). Mucha naturaleza y bastante cultura del cine, lo que es de agradecer. Pero hay que decir que se trata de una cultura distinta y tienes que adaptarte sí o sí.

Sony por su parte trata muy bien a su gente y es un sitio donde te encuentras fácilmente con grandes profesionales. Trabajo continuo, o al menos casi en su totalidad (lo que es un logro) y muchas producciones muy interesantes. Digamos que ha sido un gran paso, en todos los aspectos, personal y profesional.

Julio: Muy buena. Se está muy a gusto aquí, la verdad. La ciudad está muy bien. Hay mucha diversidad cultural y es una ciudad muy cómoda para moverse. Ya sea andando, en bici o en transporte público. Todo está relativamente cerca.

Los canadienses, por lo general, son muy agradables. En los autobuses por ejemplo, son increíblemente educados con el conductor (y viceversa). Hay un trato y una amabilidad impresionante.

En cuanto a la naturaleza, la ciudad es impresionante. Una maravilla. Tienes mar, montaña… increíble. Puedes ir a esquiar y darte un paseo en barco el mismo día, por poner un ejemplo.

El punto negativo es el clima. Está continuamente lloviendo. Pero por otro lado no hace tanto frío como la gente enseguida asocia a Canadá. Y también es cierto que en verano, cuando sale el sol y empieza el calorcito… la ciudad se vuelve espectacular.

En Sony la verdad es que nos tratan muy bien. Se trabaja a gusto aquí. Grandes profesionales y buena gente. Y cada vez somos más españoles. Se trabaja muchas horas pero pagadas (algo que no debería ser una anécdota pero lamentablemente, para los que venimos de España, es así).

¿Estáis ya trabajando en nuevas producciones allí?.

Jorge: Si, Sony se encuentra ahora en producción de 3 películas, “Oz, the great and powerful“, “Smurfs 2” y “Cloudy with a chance of meatballs 2“, y yo me encuentro trabajando en “Smurfs 2” ahora mismo. Una línea completamente distinta de lo que vengo trabajando hace varios años atrás y la verdad es que estoy contento. Cambiar ayuda mucho a refrescar y a aprender muchas otras historias.

Julio: Yo también estoy en “Smurfs 2“. Es una película que mezcla personajes digitales con personajes reales. Así que en cuanto a la producción, se trata más de una película de efectos visuales que de animación en sí. Es la primera película de este tipo en la que trabajo (aunque ya hice algo parecido en el corto “The Gift“). El sistema de trabajo, sobre todo en cuanto a supervisión y dirección, es bastante distinto y hay que adaptarse. Nada que ver con “Hotel Transylvania“.

¿Planeáis volver en algún momento a trabajar en España?.

Jorge: Por supuesto, sin duda alguna. No se aun cuando, pero sí.
Julio: Sí. Me encantaría volver y a ser posible, pronto.

¿Qué consejos le dais a las personas que quieren dar el salto hacia un gran estudio internacional?.

Jorge: En primer lugar que se pregunten por qué quieren dar el salto hacia un gran estudio internacional. Mucha gente que conozco pone en su punto de mira estudios como Dreamworks, Disney y demás por cuestiones de “lograr por fin un sueño”. Pero… ¿por qué?, ¿por el renombre?, ¿por el curriculum?. Si es así, no tengo mucho que decir. En el caso de que sea por que lo consideran lugares donde hay pasión por su trabajo y ganas de hacerlo realmente bien, donde existe gente con experiencia de la que aprender y disfrutar de un trabajo en equipo, donde además hay un importante reconocimiento y respeto a cada artista… Entonces, si es por eso, darles el consejo de que busquen eso mismo que buscan a su alrededor, en sus equipos actuales, grupos de colegas creativos, o por las redes y que confíen en que llegará.

No hay ningún secreto para llegar a un estudio así, si encuentras en esta profesión unas auténticas y abiertas ganas de mejorar, aprender y disfrutar. No está todo inventado ni lo sabemos todo, y menos aún en una profesión donde se crea y se inventa día a día. Estate abierto y dispuesto siempre a plantearte nuevos puntos de vista, escucha a los conocedores, pero también ten en cuenta a los ateos, por que a veces una visión externa puede hacernos ver que estamos encasillados en algo. Escucha, pregunta, trabaja y sobretodo sueña. Que de eso va esto.

Julio: Aunque suene a tópico, que vengan con muchas ganas y con ilusión. Pero sean pacientes también. Que se dejen de egos y de ese tipo de chorradas que no te llevan a nada. No hay que creerse más ni mejor por estar en un estudio internacional. Hay que disfrutarlo, aprender de todo y ya está.

Que no se desanimen si al llegar les dan planitos con mil personajes o un plano general donde los protagonistas aparezcan a la lejanía. Que no se estresen si se les resisten las cosas, que pregunten, que disfruten del momento y de donde están. Al final si haces las cosas con ganas e ilusión, se nota en tu trabajo. Y si pierden eso, que busquen otra cosa que les emocione y con la que puedan disfrutar más.

El mundo de la animación es a veces duro. ¿Qué debe hacer alguien que quiere empezar ahora?.

Jorge: Supongo, que como toda profesión que requiere una especialidad es duro desde el momento en el que requiere horas de trabajo y mucha dedicación. He de confesar que desde mi punto de vista no me parece nada duro si disfrutas de lo que haces. Aunque no deja ser sacrificado el tener que moverse tanto, y estar lejos de la familia y amigos, desde luego. Pero, siempre digo que si alguien quiere dedicarse a esto ha de estar completamente seguro de que es así, ya que hay que currar mucho.

Desafortunadamente nuestro país no tiene una asentada industria (si es que la tiene) y la oferta educativa es bastante pobre, por lo que requiere mucho de nosotros mismos para evolucionar e ir encontrando el camino. Como ya digo, si tienes pasión y ganas suficientes, esto es cuestión de dejarse llevar, trabajar, aprender y aprender. De lo contrario, será difícil.

Una actitud propia además es muy importante. Hay que saber dejar el orgullo y las prepotencias a un lado (lo que no es incompatible con la autoconfianza, cosa muy distinta) y ser siempre muy respetuoso con los demás. No digo nada nuevo de lo que ya he comentado antes: escuchar, querer aprender y soñar.

Julio: Pues como en todo, se trata del tiempo y la dedicación. Pero de disfrutarlo también. Dejarse de egos y trabajar duro. Normalmente, salvo casos excepcionales, no acabas un curso de animación y entras en una gran empresa. Hay que ir paso a paso y ser consciente de que en esta profesión estás continuamente aprendiendo y mejorando. No hay que darse por vencido, al final si te lo curras, las oportunidades llegan.

Cuando empezamos Jorge y yo en esto, es verdad que la oferta educativa en España era bastante pobre. Pero creo que últimamente ha mejorado muchísimo (por lo menos ahora cada poco tiempo aparece una nueva escuela).

A nivel presencial hay algunas de muchísima calidad y si no, siempre está la opción de las escuelas online para formarse de manera no presencial. Antes sólo estaba Animation Mentor pero ahora hay unas cuantas opciones igual de válidas también.

El problema es que por mucha formación que haya, si luego no hay industria…

¿Nos podéis contar alguna anécdota o momento inolvidable que hayáis vivido, ya sea en la producción de “Hotel Transylvania” o en proyectos anteriores?.

Jorge: Tengo un bonito momento que recuerdo de cuando trabajé en “Alma“. Rodrigo vino unos meses para arrancar la producción a Valencia, y con el vino Bolhem Bouchiba (por entonces animador de Pixar) para ayudarle supongo con muchos de los animadores que acabábamos de empezar a trabajar en esto, además de en otros procesos de la historia. He de confesar que yo para entonces no sabía de él, pero me llevé una gran sorpresa cuando descubrí su trabajo y que formó parte del equipo que se encargó de animar al personaje de Tarzán, en el antiguo Disney con estudio en París. Una persona además de sencilla y humilde, increíblemente sensible y experta en lo que a animación se refería. No me pegué a él tanto como me hubiese gustado, pero cada vez que daba feedback a alguien me levantaba corriendo de mi sitio para escuchar por detrás lo que comentaba.

No es que con Rodrigo no lo hiciera, ya que aprendí mucho también con el. Pero Bolhem tenía algo… quizás el hecho de haber trabajado con Glenn Keane durante tantos años y que le pegara parte de su espíritu de vividor de la animación en su completa esencia. La cuestión es que un día le pedí feedback para un plano del corto. No mostró disgusto ninguno al verlo. Sencillamente lo examinó varias veces y me dijo con un gracioso inglés afrancesado “Tienes que sentir el personaje”. Para entonces yo solo llevaba un año animando y aun tenía problemas aprendiendo a posar, el timing, a pulir… en conclusión, yo no sabía bien que es lo que realmente era animar… hasta que ese hombre se sentó a mi lado a darme feedback de un plano de apenas tres segundos.

Cogió un fardo de folios, su lápiz y se arrugó en una postura completamente vertida encima de cada trazo. El hombre no hacía mas que lanzar lineas gordas, gruesas y sucias mientras sin dejar de mirar al papel decía “Has de sentir lo que el siente, lo que está pensando… tienes que sentir el personaje” y era increíble como a medida iba mascullando palabras que por entonces mi inglés no pillaba y su francés no le dejaba pronunciar bien, aquellos garabatos se iban convirtiendo en dibujos con una inmensa fuerza y expresividad. No es que me hiciera el plano en 2D ni mucho menos, apenas solamente me hizo un par de poses del plano… pero lo hizo de tal manera y me comunicó de una manera tan gráfica, a la par que cercana (casi espiritual) lo que había dibujado ahí, que ese día me acosté sabiendo de verdad que es realmente animar.

Julio: En una de las producciones tuvimos un director que a la hora de explicar algo de un plano, solía hacer unas comparaciones muy divertidas. A veces un poco bestias o exageradas pero era la manera que tenía, mediante el “shock” que producía, de que te quedara claro lo que quería. O por lo menos te hacía pensar en ello y no se te olvidaba.

Te podría poner un montón de ejemplos pero no sé si son “publicables”. Recuerdo que en un plano que me asignaron, mi personaje tenía que poner una expresión de extrañeza pero no estaba muy claro lo que querían y me dijo “Imagínate que estás viendo una película porno y de repente te das cuenta de que una de las actrices es una conocida tuya“. (Risas). “Esa es la expresión que quiero“.

La verdad es que, entre los nervios de enseñar los planos al director, de estar el resto de animadores viendo tu trabajo con opciones de opinar… resultaba una manera bastante graciosa de romper la tensión y de que te quedara más o menos claro lo que quería. Yo me divertí muchísimo, la verdad.

dimensionvfx-julio-lorenzo-jorge-vigara

Jorge y Julio en las instalaciones de Sony Pictures Animation

Bueno, ya vamos acabando. ¿Algo más que añadir?.

Jorge: Añadiría muchas cosas. Pero voy a tirarme a la piscina, ya que no todas las veces te dan la oportunidad de un “¿Algo más que añadir?”. Y esta vez voy a comentar algo para muchos colegas de profesión españoles, que se que igualmente también gustan de leer estos artículos.

Y lo que quiero hacer es sencillamente comentar o dejar en evidencia la situación de la industria en España, algo no muy común en artículos de esta índole. Muchos medios nacionales importantes a veces nos entrevistan a algunos de nosotros y hablan de la industria española como si fuera algo estable, respetado y fructífero. Y no es así. De hecho, pongo en duda que exista una industria de animación en nuestro país.

Una industria significa que un grupo de instalaciones realicen la misma labor, de forma continuada, que favorecen el empleo y la circulación de profesionales de las ramas que trabajen. Hemos de saber que en España tenemos algunos estudios que puntualmente realizan algunos trabajos importantes, pero que se quedan en eso. Algunas producciones donde entre medias (hablamos de quizás uno o dos años si son estudios de largometrajes) se echa al ochenta o noventa por ciento de la gente o se realiza una producción y se acabó. Esto no sería un problema si el sistema funcionara como la industria americana, donde sucede exactamente lo mismo, solo que el sistema cuenta con un método de absorción en el que los otros estudios de su panorama (diez de ellos son los principales del mundo) pueden contratar a aquellos que se han quedado en la calle. Y eso en nuestro país no sucede, donde además la continuidad es difícil y las condiciones de trabajo son abusivas, aunque esto no es nuevo, ni ocurre solo en nuestro campo.

Hemos visto estudios que por la corrupción y las malas organizaciones del sistema de subvenciones del estado han tenido que cerrar sus puertas, dejando en la calle a gente. También hemos visto altos cargos de estudios que con poca experiencia o que por dudosas maneras de dirigir sus estudios, han dejado escapar a increíbles artistas y creadores de sus filas. Lo que esto en ocasiones se traduce (y por esto me van a llover collejas) en que muchos altos cargos que han de existir en los estudios se ven “rellenados” con gente de poca experiencia, camino recorrido o “poco que enseñar” por así decirlo; Ya que los más indicados para estos puestos son espantados, amenazados o poco respetados por los de más arriba, que se niegan a confiar en estos perfiles.

El boom de la educación en 3D y VFX influye parte en esto, ya que suelta a la calle a miles de chavales que, habiendo pagado una auténtica pasta por cursar algunos cursos (algunos con profesores sin experiencia apenas) se ven con ánimo de hacer cualquier cosa por entrar en cualquier estudio.

En conclusión, tenemos un panorama en España ahora mismo donde se ha encontrado el filón en la educación para hacer 3D y animación con una alta dudosa calidad de enseñanza, con apenas uno o dos estudios relevantes (en sus mínimos de plantilla, por supuesto) realizando algo mínimamente reconocible, algún estudio pequeño que aún es fiel a su trabajo, a sus trabajadores y a los que les cuesta dar calidad como estudio (por que también en proyectos pequeños cuesta conseguir buenos presupuestos) y docenas de estudios pequeños que se aprovechan de estos nuevos chavales, que venden sus productos a precio de china y de bastante pobre calidad visual.

Mientras tanto, con el gran potencial y la gran cantidad de profesionales fuera de sus fronteras. ¿Os podéis creer que tras haber trabajado en una de las producciones más importantes de nuestro país, hecha prácticamente por españoles, solo el diez por ciento de la plantilla que sacó esa producción adelante siga en España?, ¿creéis que es por que todos soñamos con el exilio?.

Somos muchos los que desde fuera y también desde dentro mira a “nuestra industria” como un quiero y no puedo. Como un sueño idílico que nunca ha terminado de ser realidad, miramos a los franceses y a su cerrada y pomposa, sí, pero estable y apasionada industria con ojos de niño pequeño. Por lo que pido que si alguno de vosotros, compañeros, estáis de acuerdo con algunas de estas palabras, no sigamos quejándonos en vano. Todos sabemos que una industria de verdad es posible en nuestro país. Sigamos aprendiendo y sigamos ilusionados con ese concepto. Sigamos disfrutando con nuestros proyectos, con nuestras familias y allegados allí donde estemos. Pero las cosas por su nombre: En España no hay industria de animación.

Y a los que están allí, luchad por haceros escuchar. Y a los nuevos: No os dejéis timar.

Julio: Creo que Jorge lo ha explicado muy bien, así que no voy a enrollarme mucho más.

Espero que la industria, o lo que sea que hay ahora mismo en España, mejore de una vez. El nivel artístico que hay es impresionante y a muchos nos encantaría trabajar cerca de nuestras familias y amigos y no tener que irnos lejos para que reconozcan nuestro trabajo. Es una pena pero a veces no queda otra.

Para mí los momentos más duros que he vivido en las producciones en las que he estado en España, ha sido los finales de producción. La incertidumbre de saber si van a contar contigo o no para el siguiente proyecto. Ver a los compañeros nerviosos por eso, ver que muchos están esperando a saber algo por si tienen que dejar el alquiler de sus pisos, volverse a casa de sus padres, etc. Las empresas no suelen decir nada hasta el último momento. Son momentos en el que el ambiente está tenso y suele ser cuando deberíamos estar más cómodos ya que a final de producción es cuando se suelen trabajar más horas.

Y luego, claro, ver que gente fantástica se queda sin trabajo. Que te tienes que despedir de compañeros y en muchos casos de amigos… es bastante triste. Por suerte esta industria es bastante pequeña y al final tarde o temprano te acabas volviendo a encontrar con la gente.

Ojalá el panorama mejore y la próxima empresa que consiga reunir una plantilla en condiciones, pueda mantenerla por lo menos, en dos producciones seguidas. Eso sería ya un gran paso.

Y a pesar de todo, dar ánimos tanto a los que quieren meterse en este mundillo como a los que quieren dar el salto e irse fuera de España. Que hagan animaciones en casa o lo que sea necesario para tener una reel decente y que lo prueben. Que no se desanimen si las cosas no van tan rápido como a uno le gustaría. Al final las cosas se consiguen.

Más información | Jorge Vigara | Julio Lorenzo | Sony Pictures Animation

22/01/2013 | , , , | Entrevistas Animación y VR

Miguel Gómez

Miguel Gómez

vuestroscomentarios

Antonio Mendoza 23-01-2013

Muy interesante y valiente entrevista :)

Albert Casado 23-01-2013

Impresionante la entrevista,muy detallada y se habla de muchos aspectos distintos. Esta genial ver las opiniones distintas que tienen ambos según su experiencia personal y conocimientos. Ah, no tiene desperdicio ninguno la última respuesta de Jorge Vigara realmente habla alto y claro y se agradece que lo haga enormemente. Muy, muy, muy inspiradora toda la entrevista... Y realista a la par que sincera. Felicidades a DimensionVFX, un currazo genial, y a ambos animadores, que detallados en sus respuestas.

Antonio Méndez 22-01-2013

Genial, ha sido un gustazo leerse toda la entrevista de arriba a abajo. Yo comienzo ahora en un largometraje y estas palabras sinceras me ayudan mucho a enfrentarme a lo que en parte sospechaba que me esperaba. Sueño con el día en que llegue a estar en una de esas empresas en las que se esté a gusto trabajando y donde haya de quién aprender, hecho de menos mi época de estudiante donde tenía al profesor para preguntar mis dudas y aprender cosas nuevas sin molerme los sesos durante días y semanas para luego no tener porque conseguir lo que buscaba. Muchas gracias y os deseamos lo mejor desde España. Ojala realmente esta industria sea tan pequeña que tenga la ocasión de encontrarme a estos dos señores. Si da gusto leer lo que escriben, entonces escucharles debe de ser gloria bendita.

Escribe tu comentario

Si quieres personalizar tu avatar, click aquí.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *
Recuerda que los comentarios deben ser revisados por un administrador.

O si lo prefieres, déjanos tus datos y nosotros te llamamos.

*Selecciona una titulación

Te llamamos sin compromiso

Puedes llamarnos al 91 401 07 02 (Centro Maldonado) o al 91 435 58 43 (Centro Povedilla).

Si lo prefieres, déjanos tus datos y nosotros te llamamos.

Solo hasta el 25 de marzo

¡MATRÍCULA

GRATIS!

Solo quedan


*Consulta condiciones aquí
Entrevista: Julio Lorenzo y Jorge Vigara, de Sony Pictures Animation
Buzón de quejas

*Por favor necesitamos que rellenes el formulario con tus datos reales.
Si prefieres escribir de forma anónima puedes hacerlo poniendo la palabra "anónimo" en cada campo.
Recuerda que para contestar tu queja necesitamos que nos facilites un email o teléfono de contacto real, ¡gracias!
SOLICITAR UNA CLASE DE PRUEBA GRATUITA
Entrevista: Julio Lorenzo y Jorge Vigara, de Sony Pictures Animation

Horario atención al cliente

  • Lunes a viernes

    • De 9 a 14 horas
    • De 16 a 21 horas
  • Sábados

    • De 9 a 14 horas

Teléfono de contacto: 91 435 58 43

Solicita información sobre
Envíanos tu opinión sobre CICE
Nosotros te asesoramos

¿No te decides?

Nosotros te ayudamos. Utiliza nuestro buscador avanzado para encontrar el curso que quieres.