imagen porcentaje

Matricúlate con los mejores descuentos

Programas Exclusivos UAH

imagen porcentaje

Matricúlate con los mejores descuentos

Entrevista: Alleycats con Blow Studio

entrevista-alleycats-blow-studio

Hablamos con el equipo de “Alleycats“, el prometedor corto de animación 3D producido por Blow Studio y con la dirección de Bernardo González (exalumno de CICE) y Alejandro Jiménez.

¿Cuándo y cómo surgió la idea del corto? ¿Cuáles fueron sus premisas fundamentales?

Alejandro: La idea nace en 2007, cuando mi pareja y yo nos decidimos a crear un juego de cartas y yo apenas sabía nada de animación. Dándole vueltas a varias ideas, e inspirándonos en un gato siamés que teníamos en aquella época, finalmente nos decantamos por hacer un juego en el que cada jugador controla a una banda de gatos y que tienen que competir entre ellos para ver quién es el clan que manda en las calles. Cada banda tenía un líder, y fue entonces cuando dibujé a Nail por primera vez. Nada más verlo pensé: “Quiero ver a este gato moviéndose y luchando contra sus enemigos“. El juego nunca vio la luz, pero sentó las bases de lo que hoy es “Alleycats”. Años más tarde, ya con Blow Studio creado, pensamos que era un buen momento para desarrollar la idea y llevarla más allá.

Cuando empezamos a escribir el guion lo que teníamos claro era que queríamos hacer un cortometraje serio, de acción y enfocado para adultos, pero manteniendo una estética de ilustración. Empezamos a ahondar en la temática de luchas de poder entre clanes y fue cuando se nos ocurrió el tema de la venganza, y a partir de ahí el cortometraje cambió. La historia se recrudeció muchísimo porque vimos necesario incorporar la violencia como elemento narrativo que ayudase a fortalecer la historia. En ese momento decidimos cambiar el estilo visual a algo más serio y realista para adecuarlo a la nueva historia.

La producción de “Alleycats” se está desarrollando desde diferentes ciudades. ¿Cómo se coordina la producción de un cortometraje de animación 3D a distancia?

Pues con mucho trabajo de planificación, muchos emails y muchas reuniones. Por suerte ahora mismo hay varias herramientas de videoconferencia como Skype o Hangouts que nos permiten tener contacto con el resto de técnicos y artistas para ir supervisando y coordinando cada proceso.

Para procesos aislados como el diseño, el modelado o el rig, simplemente hemos trabajado con un calendario de entregas y feedback por correo electrónico, porque no ha hecho falta más. Para la animación sí que tenemos establecidos dos días de feedback a la semana, tanto con los animadores residentes, como con los que están animando a distancia. El proceso de animación es mucho más laborioso y hay que estar más encima para que la producción pueda avanzar de una manera óptima.

¿Cómo se formó el grupo de técnicos y artistas que forman parte de “Alleycats”?

Pues básicamente echando mano de amigos y compañeros a los que ya conocíamos. A todos a los que les hemos propuesto formar parte del equipo, les ha entusiasmado el proyecto. Algunos no pudieron entrar por falta de tiempo, pero siempre nos mostraron su apoyo. En ese sentido, estamos infinitamente agradecidos a todos nuestros colaboradores.

Actualmente se siguen incorporando al equipo colaboradores para el proceso de animación, pero nuestra esperanza es conseguir más fondos para poder mantener el equipo de producción contratado y no tener que terminar el corto a base de colaboraciones, porque podría alargarse en el tiempo una eternidad.

¿Qué herramientas (software) se están utilizando durante su producción?

Las dos principales son Maya para animación y 3ds Max (V-Ray + Hairfarm) para texturizado, iluminación y render. Pero también estamos usando Blender para el modelado de personajes o After Effects para composición y postproducción.

¿Con qué formatos de ficheros y de proyectos estáis trabajando?

Pues estamos utilizando Alembic y FBX para exportar las animaciones de Maya a 3ds Max. Y algún script para importar la cámara y algunas luces de 3ds Max a After Effects.

¿Qué podríamos destacar de cada una de las fases de producción?

En general, estamos tratando de tener una pieza que esté a un nivel alto en todos los campos, pero creo que hay dos aspectos en los que pensamos que sobresale y llama la atención.

Lo primero que destacaría es el guion, que en realidad es lo que le da el enfoque adulto al cortometraje. El guion es uno de los aspectos que la mayoría de los cortometrajes deja desatendido, pero para nosotros era crucial que estuviese bien trabajado, porque ya hemos errado aquí en el pasado. Para ello, hemos contado con la ayuda de nuestro amigo Jorge Laplace, que ha perfilado la historia, los tiempos y la dosificación de la información de la manera más efectiva posible.

También destacaría el desarrollo visual y acabado del corto, desde el diseño hasta el acabado final. El proyecto nació hace unos años y desde entonces ha sufrido mucha evolución hasta llegar a su estado actual. Creo que es importante trabajar visualmente una idea y explorarla para potenciar al máximo lo que quieres contar. Cuando Rafa Cano y Javier Salvador se incorporaron a diseñar el resto del aspecto visual del corto, supieron coger perfectamente el estilo que queríamos para desarrollar el resto de elementos (personajes, escenarios, etc.). En el proceso de iluminación hemos tenido el reto de darle un aspecto sórdido al corto, sin perder el toque de color característico de la animación. Es una de las cosas de las que estamos más orgullosos, de lo potente que es el acabado visual.

¿Cómo habéis ido sincronizando las diferentes fases de producción? ¿Han ido en paralelo o de forma secuencial?

Casi todo ha ido en paralelo, aun sabiendo que no es la mejor forma de trabajar. Por ejemplo, la animación ya había comenzado cuando la animática no estaba completamente terminada, pero ha sido la única manera de poder avanzar en el proyecto de manera constante, porque separar completamente las fases de producción y hacerlo de forma secuencial habría significado alargar la producción de manera considerable. Y eso era algo que no podíamos asumir.

¿Qué habéis aprendido por el camino durante su desarrollo?

¡Hemos aprendido muchísimas cosas! Que para hacer un corto, o tienes tiempo o tienes dinero, que de hecho al final es lo mismo. Que si no sabes de producción necesitas una persona de producción, sobre todo si quieres plantearte pedir algún tipo de ayuda o subvención. Que cualquier cosa que calcules de tiempo y dinero suele ser el doble. Que tienes que tener muy claro por qué y para qué quieres hacer un corto. Que hay que quitarse de la cabeza el hacerlo todo uno mismo y buscar a una persona mejor que tú para cualquiera de los campos en los que vayas a delegar. Que si no eres un guionista profesional, necesitar buscar un guionista profesional. Que si la animática funciona, el corto también funcionará. Que una campaña de crowdfunding da MUCHO trabajo y que este trabajo empieza meses antes de lanzar la campaña. Y lo más importante, que para hacer un cortometraje, necesitas el apoyo de la gente y que la mejor manera de conseguirlo, es que tu proyecto sea atractivo, interesante y motivador. En realidad, creo que podemos escribir un libro de la experiencia, y eso que todavía no ha acabado.

¿En qué momento y por qué se decide crear la campaña de crowdfunding en Indiegogo?

Casi desde el principio pensamos que una parte de la financiación del cortometraje podía venir de la mano del crowdfunding en Indiegogo, precisamente porque veíamos que la gente se entusiasmaba con el proyecto. Creo que es la base para una campaña, que lo que estás vendiendo sea atractivo para el público. Cuando avanzó la producción, se convirtió más en una necesidad que otra cosa, ya que los tiempos de producción se dispararon y con ellos el presupuesto, rompiendo nuestras previsiones de gasto.

¿Cuál ha sido su rendimiento en estos primeros días?

Pues la verdad es que somos novatos en el tema del crowdfunding, así que no sabemos muy bien si vamos bien o mal. Por lo que hemos estado investigando, se supone que tendríamos que estar recaudando a un mayor ritmo, pero también es verdad que en España no hay mucha cultura de crowdfunding. Creemos que si no damos el salto a EE.UU. es muy probable que no consigamos nuestros objetivos, pero dar el salto es complicado y sobre todo, lento. Ya hemos salido en páginas como CGSociety o CGMeetup, pero entendemos que requiere más tiempo. Sólo esperamos que sea el tiempo suficiente para que la campaña no acabe.

¿De qué forma se está compatibilizando su producción con los proyectos comerciales de Blow Studio?

Es complicado, la verdad. Obviamente los proyectos comerciales al final tienen prioridad porque a un cliente no puedes decirle que se espere porque tienes un proyecto personal en desarrollo. Intentamos que no afecte demasiado incorporando freelances al proyecto comercial, pero al final siempre baja el ritmo de producción del corto. Es una lucha constante, pero que merece la pena.

Enlace | Página de Alleycats en Indiegogo | Blow Studio

30/03/2016 | , | Entrevistas Animación y VR

Miguel Gómez

Miguel Gómez

Escribe tu
Comentario

Si quieres personalizar tu avatar, click aquí.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *
Recuerda que los comentarios deben ser revisados por un administrador.

O si lo prefieres, déjanos tus datos y nosotros te llamamos.

*Selecciona una titulación

Te llamamos sin compromiso

Puedes llamarnos al 91 401 07 02 (Centro Maldonado) o al 91 435 58 43 (Centro Povedilla).

Si lo prefieres, déjanos tus datos y nosotros te llamamos.

Solo hasta el 25 de marzo

¡MATRÍCULA

GRATIS!

Solo quedan


*Consulta condiciones aquí
Entrevista: Alleycats con Blow Studio
Buzón de Sugerencias
SOLICITAR UNA CLASE DE PRUEBA GRATUITA
Entrevista: Alleycats con Blow Studio

Horario atención al cliente

  • Lunes a viernes

    • De 9 a 14 horas
    • De 16 a 21 horas
  • Sábados

    • De 9 a 14 horas

Teléfono de contacto: 91 435 58 43

Solicita información sobre
Envíanos tu opinión sobre CICE
Nosotros te asesoramos

¿No te decides?

Nosotros te ayudamos. Utiliza nuestro buscador avanzado para encontrar el curso que quieres.